Sin agua, con Soda.

enero 3, 2006

Es un hecho: luego de las festividades, y teniendo una familia grande, disfuncional y considerablemente conversadora, sobrevienen almuerzos, desayunos y cenas en grupo hasta que se acaba la comida de Año Nuevo.

Quizás hoy día la nota se asienta bajo la ignominiosa realidad marabina: no hay agua, ni la habrá durante los próximos 4 días aparentemente. El sistema que abastece a la mayoría de las zonas urbanas del estado ha colapsado en su cabecera, y el daño requiere una reparación exhaustiva y monumental. Por lo tanto, sigo disfrutando del exquisito sabor de las sobras navideñas en vajilla desechable, hasta nuevo aviso. Una suegra con diarrea pues le cae mal el jamón navideño, junto con mi mamá y mis tíos riendo a carcajadas, sazonan un mediodía atípico, en el cual no hay prácticamente tráfico con una ciudad sitiada por el líquido que cubre 8 de cada 10 partes del planeta.

Ya algunos de mis clientes tocaron mi puerta, o me enviaron un mensaje vía msn o celular. Creo que será mejor dedicarme a mis menesteres y seguir tomando refresco, porque agua no hay.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: