Panquecas con Chocolate

abril 14, 2006

De siempre me han encantado las panquecas o pancakes, así como sus primas de abolengo las crêpes. Me encanta prepararlas de vez en cuando, para desayunar tarde con algún relleno dulce o salado interesante: champiñones y portobellos frescos, unos melocotones flambeados con crema, o simplemente miel, margarina y queso fresco o madurado, y servirlas bien suaves y delicadas, porque tanto panquecas como crepes se merecen un trato digno de una fémina a la cual se engalana.

Para la masa siempre tomo la clásica proporción del 1: una taza de leche, un huevo, una pizca de sal, una cucharada de ghi (mantequilla o margarina líquida clarificada) o de aceite neutro, y harina de trigo suficiente. En este punto he de ser honesto: no me gusta usar proporciones de harina nunca, porque el punto correcto de textura de la masa depende de dos cosas, a saber la cantidad de líquido incorporado y la calidad de la harina. Por eso prefiero decir harina suficiente, que en este caso será la necesaria para lograr una masa ligera y aterciopelada a la vista, cuando se esté batiendo. En ese momento, en que se napa la cuchara y automáticamente cambia el sonido de la licuadora, de la batidora de mano o del batidor en el bowl, y se puede ver la masa brillar aterciopeladamente sin dejar de ser líquida, pero de consistencia suficiente para formar hermosas curvas fluidas blanquecinas, ahí se deja de suministrar harina y se deja reposar la masa unos 20 minutos a 2 horas. De cualquier manera, la cantidad es más o menos una taza de harina: ahí nos vemos.
Para las panquecas, me gusta adicionarle también una cucharada de azúcar por cada porción, así como una cucharada adicional de harina, si las voy a hacer "gruesitas". 
Este fin de semana pasado mis sobrinos se quedaron en casa, y para desayunar les preparé unas panquecas con chocolate. Simplemente tomé un par de barras de chocolate El Rey, blanco y muy oscuro, y con el cuchillo las hice trocitos, que mezclé con la masa ya hecha, y comencé a hacer panquecas. Los chamos viven con mi suegra, su abuelita querida que hace unas panquecas terribles, las cuales prepara en cantidades impresionantes, pues a ella (y solo a ella) le gustan mucho; cuando supieron que para desayunar les estaba preparando el terror de su alimentación, fueron corriendo a quejarse, pero los convencí que iban a saber mucho mejor que todas las anteriores que habian probado, y los envié a la tienda a comprar jugo de naranja y alguna mermelada para acompañar las hechuras de masa.

Cuando volvieron minutos después, por casualidad también había llegado la suegra, que se sentó en pleno comedor a esperar las panquecas también.

No hay palabras para describir la tensión entre las miradas de la Sra. N y yo preparando la némesis de su plato preferido, aunque lo disfruté porque me esmeré en hacer primero panquecas de chocolate blanco, luego de negro y al final con chips de ambos. Los niños comieron muchas, al igual que la suegra, cuyo deleite fueron las de chocolate blanco. Para hacerlas es tan simple: un sartén pesado de fondo plano, con un ligero engrase de margarina (con una servilleta mojada en ghi se engrasa levemente) y muy caliente, en el cual se va poniendo masa según el grueso deseado. Se voltea cuando las burbujitas del centro (no de la periferia) de la panqueca comienzan a salir, y se saca cuando ya se ha logrado el punto deseado de dorado. Se vuelve a engrasar, y así sucesivamente hasta terminar.

Realmente tenía como un año sin hacer panquecas. Eran el delirio de mi abuela, con miel, margarina y mucho queso fresco. Siempre resultan un punto de encuentro, con la familia o amigos, y resultan tan fáciles de hacer que todavía no comprendo como hay gente que compra las mezclas listas para hacer que traerán no-se-que para perder el mismo tiempo que lleva hacerlas a lo clásico.

Anuncios

6 comentarios to “Panquecas con Chocolate”

  1. Depeco Says:

    Ohh por Dios…

    voy corriendo a hacer panquecas…

    Que ricas…

  2. bolboreta Says:

    Se las voy a prepararar a Lucas.
    ¡Saludos Dick!

  3. Carmen B. González Says:

    Hola, me encantó tu pagina, tengo dos niños y me gusta variarle el desayuno, también les preparo panquecas de zahorias y espinacas. Les prepare hoy unas que llevan canela y jugo de naranja. Se las voy a preparar,luego te comento. Chao.

  4. Carmen B. González Says:

    Hola, me encantó tu pagina, tengo dos niños y me gusta variarle el desayuno, también les preparo panquecas de zahorias y espinacas. Les prepare hoy unas que llevan canela y jugo de naranja. Luego les preparo estas,y después te comento. Chao.

  5. pattyce Says:

    imaginate q mezcla en mi casa.. yo como siempre con mantequilla y mermelada y un tazon de cafe con leche… mi marido (arg) gasta un promedio de 1 lata de diablitos por cada 3 panquecas!! y toma mate :S


  6. jajajaja las pakekas son ricas jajaj


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: