Es que uno se entere que ha pasado esto. Lo leí reseñado aquí y no lo podía creer, así que me fui a la fuente…

Y todavía creen que van a transformar a todos los habitantes de este país en ratibulianos con pinta de mandriles (por lo de las posaderas rojas-rojitas).

Actualización 2/12/2006: Han despedido al periodista en cuestión. Qué vaina se echó este señor, por una tontería de apéndice. Vaya pa’ todos los creativos, super-cool con sueldos de 7 cifras: fusilar, y luego pedir disculpas, es de humanos; fusilar y hacerse el coolumpio, es divino para que aquel que saca los trapitos al sol.