El aroma de la alcaparra

diciembre 7, 2006

Hoy me levanté con ganas de desayunar una tortilla de papas.

Comencé por meter un par de papas al microondas, por 7 minutos full potencia —es la mejor forma de cocer una papa sin añadirle agua, y rápidamente. Piqué bien una cebolla y un par de dientes de ajo, que comencé a sofreir en aceite de maiz. Cuando volteo a ver el microondas, me encuentro con unas alcaparras en salmuera que mi mamá compró para hacer hallacas… ¡Aroma exquisito, mediterráneo sin igual!

La alcaparra es el capullito de la flor del alcaparro (Capparis spinosa), un arbusto espinoso oriundo del mediterráneo. Del alcaparro se usan los botones o capullos (alcaparras) y los frutos (alcaparrones). Los primeros pueden ser en salmuera o en conserva de vinagre y sal, única presentación de los últimos. Aquí en Maracaibo todo el mundo considera indispensable la alcaparra a la hora de hacer guisos. Su aroma incluye notas amargas retronasales, mar y especias de tierra pedregosa. Por eso se acompaña tan bién con el orégano, que también añadí entero y seco a mi sofrito.

Luego el microondas avisó y saqué las papas perfectamente cocidas y secas, para inmediatamente majarlas y mezclarlas con el sofrito. Es recomendable dejar el microondas abierto un rato mientras se seca, por el vapor que salió de los tubérculos. Luego ligué esta mezcla con tres huevos completos, rectifiqué sal y pimienta, añadí una cucharada de mostaza de dijón, una cuchara de harina de trigo y una puntica de cuchillo de polvo para hornear.

A continuación puse a calentar de nuevo el sartén donde había hecho el sofrito, que apenas limpié con una toalla de papel, y engrasé de nuevo con unas cucharadas más de aceite —no mucho, solo para evitar que se pegue la tortilla y para generar una hermosa costra dorada. Al vertir la mezcla, bajé el fuego y tapé, hasta que el aroma me indicó que era tiempo de voltearla. Ah, que delicia el aroma de la alcaparra… Dejé dorar por el otro lado y ya. Unas galletas, café y tremendo desayuno mediterráneo.

Anuncios

6 comentarios to “El aroma de la alcaparra”

  1. Beatriz Says:

    pero, en que punto echastes la alcaparra?
    no lo mencionas
    slds

  2. diib Says:

    Saludos, Beatriz.
    Te recomiendo que vuelvas a leer el post, con detenimiento.

  3. Alquimista Says:

    Cómo describirías el aroma de alcaparra? a mí me encanta pero aún no logro describirlo.

    No creo que sea necesario recurrir a Patrick Süskind?

    Mi último post tiene que ver sobre los sentidos y la gastronomía.

    Buen blog el tuyo!

  4. diib Says:

    Saludos, Alquimista.

    El aroma de la alcaparra?? veamos si logro explicar con palabras un evento que es pura sinestesia.
    Una hierba que crece en la punta de un acantilado pedregoso junto al mar en otoño; una mezcla del “olor a mar” que han logrado identificar los científicos, con el “terroir” propio de un ambiente árido, frío y costanero. A eso huele la alcaparra.

    Gracias por pasar por aquí. Vuelve cuando quieras.

  5. Ishtar Says:

    ummmmm soy amante de las tortillas y me fascina el sabor de las alcaparras… pero juntas no las he probado, este fin de semana seguro que hago la prueba…

    Saludos.

  6. jose luis Says:

    NO ME ENTERÉ ni de cuando ni cuantas alcaparras se incorporaron


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: