Al sur, a que Davicito.

octubre 8, 2009

El sur de la Gran Maracaibo (o Inframundo, como normalmente le llama El Emperador desde que estudió parte de su licenciatura en un Colegio Universitario que quedaba por allá en el barrio Los Robles) es un lugar excelente para encontrar gente sencilla, honesta, trabajadora y con un sentido culinario bastante especial, que muchas veces sorprende debido a la calidad de sus creaciones. Cuando yo era pequeño, y a pesar que ya existían las grandes avenidas llamadas circunvalaciones que unen a la Gran Maracaibo en todas las direcciones, todavía existían espacios baldíos dentro de la ciudad que delimitaban lo que era el casco urbano marabino y el de su municipio vecino más poblado al sur, San Francisco.

No fue sino hasta hace relativamente poco, durante las últimas décadas del Siglo XX, cuando se reorganizó territorialmente al Estado Zulia y surgieron estos dos municipios a partir de la subdivisión del entonces Distrito Maracaibo. Pasamos a vivir en una metrópoli que se extiende hoy día por cuatro alcaldías, cuyos linderos terriblemente están definidos por colores políticos y vallas cuya finalidad es el culto a los egos de los mandatarios de turno.

Uno de los sectores más importantes del sur de la gran ciudad es la  populosa urbanización Sierra Maestra. Este coloquial sector surgió hace más de 30 años por invasiones de gente clase media baja, pero con una enorme decisión y espíritu de superación. Eventualmente los gobernadores locales legalizaron a estos habitantes y promovieron su establecimiento con la instalación de servicios públicos, asfaltado, aceras y brocales, convirtiendo a Sierra Maestra en un enorme y confortable espacio poblacional dentro de la Gran Maracaibo.

Como en todo sector populoso, existen lo que llamo los espacios naturalmente zonificados RC/PC (residencial comercial o puramente comercial), donde se instalan casi siempre los comederos populares, negocios, tiendas, etc. En el caso de Sierra Maestra estos corredores culinarios son la Av. 15, la Avenida Unión y la Calle 18. Ahí se puede encontrar de todo, prácticamente a cualquier hora: desde pollo asado hasta tabule, pasando por arepas, patacones, helados, etc.

Un puesto que tiene mucho pero mucho tiempo se encuentra al inicio de la Av. 15 con la Circunvalación 2, frente una tienda de deporte y al lado de una panadería. Es un mega carrito que se llama David’s Food, en honor a su dueño, un vecino del sector que la gente llama irónicamente Davicito, pues es un robusto personaje con más de 1.8m de altura.

En el puesto de Davicito se degustan LAS MEJORES HAMBURGUESAS DE LA GRAN MARACAIBO, desde la sencilla hasta una super especial de varios pisos, la sazón y punto de la carne es excelente, rivalizando con cualquiera. Y eso que yo he probado hamburquesas en Maracaibo. Además, se pueden comer particularidades como perros calientes de salchicha alemana con queso gouda, uno de los mejores granjeros (sandwich de pechuga de pollo empanada frita) que he probado, entre otros. La atención es buena, y los precios más que solidarios.

Para llegar a que David’s Food solamente hace falta tomar la circunvalación 1 o la 2 hacia el sur. Si se toma la 1, se cruza en el distribuidor de Sierra Maestra hacia la 2 en sentido oeste, y en el primer semáforo (el del CADA) se cruza a la izquierda y ahí estará el carrito de martes a domingo, entre 7 y 11pm. Si se toma la 2, es necesario rodar más allá del distribuidor a Perijá (antes conocido como el Carro Chocado), hasta el semáforo antes mencionado, el de la Av. 15 de Sierra Maestra.

El sur de Maracaibo es otra ciudad, siendo la misma. Visítenlo, y no se olviden de saludar a Davicito.